Andrzej Dragan. Autorretrato.
Me encantan los cuadros que parecen fotos, ese hiperrealismo que a veces casi asusta de tan “aquí y ahora” que parecen, pero también me encantan las fotos que parecen cuadros.

Igual dentro de media hora ya no me llama la atención, que me conozco, pero de momento llevo unas horas enamorado profesionalmente de este fotógrafo y creador visual polaco, Andrzej Dragan. Me recuerda vagamente a Mark Ryden, y me asombra que sea tan joven y tenga un currículum tan apabullante.

Merece la pena perderse un rato en su web y enterarse de que no solo tiene un estilo personal inconfundible y de factura impecable, sino que además uno puede imitar su estilo con técnicas de Photoshop (que los plugins están muy bien, vale, pero lo bueno es currárselo). Si algo hace apasionante a Andrzej Dragan es que su estilo en sí mismo vale por sí solo; salta a la vista. Porque de eso se trata precisamente: Cada arruga, cada pelo, cada poro, cada matiz de la mirada… saltan a la vista, con todas las emociones que eso significa.

Su web: www.andrzejdragan.com

Anuncios