Cuidada hasta el último detalle la producción de los 60 segundos que dura el anuncio nuevo de Volkswagen Polo (“Muy nuevo. Muy Polo”), ambientado en los años 50. La presentación ha sido en primicia para los bloggers de Creativos Sin Ideas y El Blog del Marketing, entre otros, antes de poder verse online y finalmente en televisión.

Una vez más, la firma alemana presenta un spot con un nosequé de misterioso, de bizarro, surrealista… y en el último momento nos saca una sonrisa. Una fórmula que por lo menos a mí me encanta. Por momentos el protagonista me recuerda un poco a Justin Long de la campaña “Get a Mac” de Apple. Sin duda, también es inevitable comparar el anuncio con Regreso al Futuro II. Enhorabuena a DDB Barcelona y Tribal DDB, agencia responsable.

La historia: Años 50. Un grupo de jóvenes macarras se encuentran inexplicablemente con el nuevo VW Polo aparcado en la calle. Van a pedirle explicaciones al dueño, que se está tomando algo en un bar, y le retan a una carrera de coches -chica del pañuelo incluída-. Lo demás… ¡tendréis que verlo! Es de esos anuncios que os gustará ver, seguro.

Como siempre, Volkswagen no se conforma con cualquier cosa y menos cuando es para presentar una novedad… tan nueva. ¡Por cierto, qué sorpresas se lleva uno a veces! Precisamente acabo de mirar la tele, y adivina: El anuncio del Renault Mégane Sport Tourer también tiene como protagonista un coche rojo que según avanza, retrocede en el tiempo. ¿Casualidad?

Mira el spot:

Mira el making del Polo:

Y si te has quedado con la curiosidad, la idea sospechosamente parecida de Renault (agencia desconocida; si alguien sabe…)

Por cierto, no sé hasta qué punto es realmente conveniente usar la misma canción en tantos anuncios de la misma marca. Puede que haya funcionado algunas veces pero también pienso que el abuso aburre, y lo que aburre, cansa, y lo que cansa, no vende. Y esa es la idea, ¿no?

Anuncios