He leído estos días comentarios sobre la posibilidad de que tal vez la ¿discriminación? a la que Audi ha sometido a su tipografía frente al famoso iso de los cuatro aros se deba a que la firma podría hacer desaparecer la tipo en el futuro, como hizo Nike en su día. No estoy seguro de qué sentido podría tener ir quitando protagonismo al tipo paulatinamente; debemos reconocer que para saberlo habría que conocer el briefing. Echando un vistazo a la dirección que ha tomado la infografía de su web se puede comprobar lo que vemos en los vehículos mismos: Lo importante es la imagen, no las palabras. En los Seat, pone “Seat”. En los Renault, pone “Renault”. En los Audi tan solo se hace alusión al modelo: Ya deberías saber la marca. De hecho, la sabes, igual que ves un cuadro de Van Gogh y lo renoces sin tener que mirar la firma abajo, ¿verdad? El Audi es un gran diseño en sí mismo, una imagen lo suficientemente sólida.

Lee el artículo completo en Fuel Your Creativity.

Anuncios