Según la Wikipedia, la pareidolia es “un fenómeno psicológico consistente en que un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible”.

O dicho de otra manera, es aquellas veces en que miras un coche, unas ventanas, una máquina, una mancha o cualquier otra cosa, y te recuerda a otra cosa, por lo general una cara humanoide. Un tema recurrente, si no en el diseño gráfico propiamente dicho, sí como forma de inspiración para diseñadores.

Algunos ejemplos interesantes dando un paseo por la red:

Como véis es un fenómeno curioso que puede ser muy divertido y muy inspirador. La pareidolia nos anima a pensar que podemos comunicar mensajes planteándolos con antelación más allá de cómo se verá con los ojos, sino considerando cómo serán interpretados psicológicamente.

Un dato interesante: Según un estudio, los coches con “cara” agresiva son mucho más vendidos que los que tienen un aspecto menos amenazante. Ahora, aplica esto a cualquier otro aspecto del diseño. Las posibilidades solo tienen por límite tu imaginación.

¿Te has servido de la pareidolia para tus diseños alguna vez? A ver, a ver…

(Artículo publicado también en Fuel Your Creativity)

Anuncios