Artículo publicado en Design Informer.
Traducción de Carlos J. de Pedro.

En algunos casos, una tarjeta de visita es la pieza de marketing mas importante que tendrá una empresa. Tiene el potencial de hacer o romper acuerdos de negocios, y es tan importante como la forma en que te presentes a tí mismo para causar una buena primera impresión. En este post repasaremos algunos de los aspectos básicos, como la tipografía, el layout, la distribución de los objetos y los estándares de impresión cuando se diseña una tarjeta de visita.

Estándares de impresión

Antes de meterse de lleno en un diseño desde cero, siempre deben considerarse los estándares de impresión. La mayoría de las imprentas necesitan archivos con los sangrados y márgenes apropiados. Si no, podrías recibir un email pidiéndote que subas de nuevo los archivos, y eso, a veces, supone un gasto extra. Para prepararlo correctamente, lo mejor es descargarse o crear una plantilla. Hay dos formas de establecer qué tipo de diseño vas a usar, que son usando sangrías o no. La sangría es la zona de la imagen que se pierde por los bordes de tu diseño. Si tu imagen no tiene sangrado, tal vez tu trabajo será un poco más fácil. Usa un documento de 3,5 x 2 pulgadas. Si usas sangrías, asegúrate de que tu plantilla tiene un margen de 0,8 pulgadas alrededor del área de impresión. Puedes bajarte un ejemplo aquí.

Tipografía

Usar tipografías en el diseño de tarjetas de visita es un punto crítico a considerar para que tengan un aspecto genial. Limita el número de fuentes que uses. Demasiados estilos diferentes pueden hacerlo confuso. Además, quedaría feo, hablando claro. Usa una tipo que se complemente con el logo u otros elementos que aparezcan en la tarjeta.

Estructura y composición

No satures tu tarjeta de visita. Recuerda siempre que por detrás tienes otra cara que también se puede imprimir. Si tu cliente quiere que le pongas en su tarjeta una “lista de la compra”, crea un par de áreas de texto en el anverso, usualmente con información de contacto, y deja el resto del texto para el reverso. La posición del logo puede ser crítica en el diseño general. Como diseñador, sírvete de tu juicio para decidir qué cantidad de espacio ocupará el logo. Tal vez es un logo alucinante y necesita toda una cara de la tarjeta. Cuando yo empiezo a diseñar una tarjeta, habitualmente empiezo con 5 a 10 composiciones diferentes y según voy avanzando, voy descartando.

No olvides que una tarjeta de visita es un punto de contacto, no un folleto. Para algunas empresas, su tarjeta puede ser su pieza de marketing más importante. El objeto es dejar una impresión duradera y dar una imagen de clase y de confianza.

Gracias por tomarte tu tiempo para leer este artículo, y espero que te sea de beneficio en tus próximos diseños de tarjetas. Si estás buscando inspiración, no dudes visitar Creattica para ver algunos ejemplos impresionantes.

Anuncios