A todos los diseñadores se nos ocurre tarde o temprano la posibilidad de montar nuestro propio negocio. Si no encuentras jefe que te contrate… ¡sé tu propio jefe!

David Airey, autor del libro “Logo Design Love” ofrece en el blog de Creative Bits quince breves consejos a tener en cuenta para que nuestra startup sea todo un éxito:

Read 15 pieces of advice if you’re thinking of “going it alone” from David Airey author of Logo Design Love.

1. Piensa a lo grande: Crear un plan de negocio moderno te ayudará a mantener la mente serena con los problemas más importantes.

2. Informa a tus amigos y familiares que lo estás montando por tu cuenta: Nunca sabes qué contactos te pueden proporcionar. Tu círculo más cercano estará deseando ayudarte.

3. Perderás clientes potenciales por querer cobrar demasiado: …pero también por querer cobrar muy poco. Te guste o no, las tarifas que fijes darán una percepción inmediata a los demás sobre la calidad de tu diseño.

4. No te agobies con las tarifas: Las tarifas en diseño son algo con lo que los diseñadores independientes se tienen que enfrentar tarde o temprano. La mejor forma de aprender es por medio de la experiencia, y recuerda que siempre puedes negociar tus honorarios a la baja en un primer momento, pero nunca al alza, así que si estás con la duda, ánimo.

5. Cometerás errores: Todos los cometemos. Aprende de ellos y sigue adelante.

6. Cuando te equivoques, admítelo inmediatamente y con énfasis: Del mismo modo, si recibes una queja, permite que el otro se exprese líbremente. La gente quiere que se le reconozca, y mientras más aprendas sobre críticas, más te esforzarás en que no vuelva a ocurrir.

7. Idea tu presentación: Es decir, una descripción muy breve de cómo ayudarás a tus clientes, muy útil cuando quieras describir tu trabajo a nuevos posibles clientes sin caer en el riesgo de aburrirles ni se note demasiado que te los quieres ganar.

8. Nunca dejes de aprender: Reconoce que para llegar a (y mantenerte en) lo más alto, nunca debes dejar de aprender, ya sea en cursos de diseño de prestigio, mentores, libros u otras opciones. Actualmente cada vez es más facil encontrar buenos libros de diseño en casi cualquier librería.

9. Publica un blog: Los lectores que atraerás supondrán una fuente de conocimiento y ayuda de valor incalculable. Mis dos blogs (éste y éste otro) están montados sobre WordPress, que es gratis. Hay un montón de errores habituales en blogs que merece la pena evitar. Una alternativa a WordPress es MovableType.

10. Considera asociarte: Tus clientes y tú os podéis beneficiar cuando trabajas junto a alguien con habilidades distintas a las tuyas -un estratega publicitario, o un programador web, por ejemplo-. Que te lo montes por tu cuenta no significa que tengas que hacerlo todo solo. Cuando te acerques a un posible socio, ya sea para montar el negocio o para un proyecto en particular, habla en términos de lo que a la otra persona le pueda interesar. Piensa: “Si me dijeran esto a mí, ¿aceptaría?”

11. Anima a tus clientes a hablarte de ellos: Un elemento clave en todos los proyectos de diseño es la fase de acumulación de información. Todo lo que puedas aprender de tu cliente puede servirte en beneficio del proyecto.

12. “Un hombre sin sonrisa no debería montar una tienda”, dice el viejo proverbio chino.

13. Trabajarás con clientes que no te gustan. Sobre todo al principio. Con la experiencia aprenderás a identificar clientes problemáticos antes de ponerte en marcha con ellos, y del mismo modo, cómo localizar clientes excelentes.

14. Diseñar para comités tampoco está mal. Todavía puedes lograr resultados fantásticos que te proporcionarán know-how para seguir adelante con éxito. En el capítulo 8 de mi libro hay consejos para enfrentarse a estas situaciones.

15. Echa la rueda a rodar. Ha llegado el momento. La gente te dirá que no lo es, pero sí. ¿Lo único que te puede frenar? Tú mismo.

Anuncios