Os voy a pegar una paliza a todos, que lo sepáis. Tranquilos, lo digo en el sentido cariñoso, con la lagrimilla asomando y todo eso. ¿Cómo es posible que un lunes, un lunes cualquiera de finales de verano, volvería de mis quehaceres (se escribe así, ¿no?) en una cafetería, encendiese mi querido Macbook Pro, abriese Chrome, y me encontrase con estas estadísticas en el dashboard de WordPress? ¡Si lo único que he hecho ha sido traducir extractos de un artículo de Mashable! Y os ha parecido muy interesante.

A su vez, eso me resulta muy interesante a mí. Siempre he dicho que da igual a qué nivel, hay que hacer caso de lo que diga la gente, estar pendiente de sus problemas, de sus quejas… y también de sus felicitaciones, cumplidos, retweets… Así que próximamente haré lo posible por estar más aquí con vosotros, con cosas interesantes, dignas de ser compartidas y disfrutadas, y si ayudan un poco a vuestra productividad / creatividad / inspiración o vete tú a saber qué más… mejor que mejor. Esa es la idea.

Para que luego digan que Twitter no es una herramienta poderosa. Gracias pío pío… y gracias a vosotros 😉

Anuncios