No lo puedo poner más claro porque vamos a reconocerlo: Nunca sabemos cuándo nos vamos a morir, ni nosotros, ni nuestros amigos en Facebook. Es triste pero es así, nunca se sabe, o puede darse el caso de personas enfermas que comparten en internet sus últimos días, sirviéndose de la red social para decir “hasta siempre” a sus amigos. Y siempre surge la polémica sobre qué pasa con los perfiles de esas personas, qué hacer con ellos.

La situación es especialmente sensible si ese contacto es Facebook es alguien de nuestra familia y después de fallecer no queremos que su perfil quede abandonado sin más. Pues bien, ante la duda, aquí está el enlace que debéis guardar en favoritos:

http://www.facebook.com/help/contact.php?show_form=deceased

Puedes eliminar totalmente su perfil, o bien dejar un perfil conmemorativo como recuerdo.

[Via Gaby Castellanos]

Anuncios