Por un lado, hay gente que, sin ellas, internet sería un mundo aburrido. A ver, me estoy refiriendo a ese pequeño mundo online que tenemos cada uno, y no digo que cada uno tengamos a una sola de estas personas que nos alegran la vida virtual (¡que luego se me enfadan los demás, y os quiero mucho!) Ya me entendéis, esa clase de gente que leéis sus twitts y os reís pensado “qué máquina está hecho”… o como diríamos los andaluces: “el íoputa XD”

Por otro lado, están esos grandes profesionales que uno tantas veces ve como algo lejano, que se dedican a la publicidad desde antes de que los padres de uno se imaginaran que acabaríamos en el mundo y que además lo han hecho -y lo siguen haciendo- muy bien.

Entonces es cuando estas personas conocen los medios sociales y ¡hop! se convierten en influencers por derecho propio. Unos lo llaman ser un gran profesional, otros dirán que se trata de gente simpática sin más que casualmente se mueven en el mundillo social online, otros dirán que se trata de carisma… Uno de ellos es Marc Elías, alguien al que conocía de oídas y de quien me arrepiento no haber prestado atención antes a su timeline. Puedes seguirle tú también en @PaquirrinElias y divertirte, conocer gente, y sobre todo, aprender mucho de publicidad.

Yo, hasta que decida qué pensar, me lío a repartir #FF cada semana… Por lo que pueda pasar.

Anuncios