Inspiración del día

Deja un comentario

liberación

(Del lat. liberatĭo, -ōnis).

1. f. Acción de poner en libertad.
2. f. Carta o recibo que se da al deudor cuando paga.
3. f. Cancelación o declaración de caducidad de la carga o cargas que real o aparentemente gravan un inmueble.

Anuncios

Inspiración del día

Deja un comentario

Cartera

2. f. Objeto rectangular hecho de piel u otro material, plegado por su mitad, con divisiones internas, que se lleva en el bolsillo y sirve para contener documentos, tarjetas, billetes de banco, etc.

Inspiración del día

Deja un comentario

Reminiscencia.

(Del lat. reminiscentĭa).

1. f. Acción de representarse u ofrecerse a la memoria el recuerdo de algo que pasó.
2. f. Recuerdo vago e impreciso.
3. f. En literatura y música, aquello que es idéntico o muy semejante a lo compuesto anteriormente por otro autor.
4. f. Fil. Facultad del alma con que se trae a la memoria aquellas imágenes de que está trascordado o que no se tienen presentes.
5. f. Psicol. Mejora del aprendizaje que se produce como resultado de un período de descanso.

El viral del momento: Usa tu influencia

Deja un comentario

¡Si esto no es viral, que venga Pasteur y lo vea! Viral de esos que no son más que un spot, no tienen nada de casual y queda claro quién hay detrás y todo eso, pero del que la gente no puede dejar de hablar. Uno de esos videos que nos encantan a todos y que cuando empiezas a verlos… crees que lo mejor va a ser 1) lo monina que es la niña y 2) todas las cosas que la marca nos dice indirectamente que podemos hacer con su producto. Dejaos de tonterías: ¡Esto es para quedarse con la sonrisa en la boca y pasarlo a tus followers!

¡Esto es ser un influencer y lo demás es tontería!

Inspiración del día

Deja un comentario

Estallar

(Metát. de un ant. *astellar, hacerse astillas).
1. intr. Dicho de una cosa: Henderse o reventar de golpe, con chasquido o estruendo.
2. intr. restallar.
3. intr. Sobrevenir, ocurrir violentamente. Estallar un incendio, una revolución.
4. intr. Dicho de una persona: Sentir y manifestar repentina y violentamente ira, alegría u otra pasión o afecto.

The International Exchange: La publicidad también es solidaria

Deja un comentario

Es muy probable que cualquiera que lleve unos años trabajando en publicidad se haya planteado alguna vez si lo que hace, a lo que se supone que se dedica en su profesión, es algo que realmente merece la pena o no. Si no ha sido así, al menos habrá escuchado alguna de esas conversaciones de pasillo o cafetería en las que el publicitario de turno comenta que no es que hubiese querido ser profesor o médico, pero que quizá debería estar dedicándose a otra oficio cuyo contribución social, por decirlo de algún modo, fuese más directa, más visible, menos discutible.

Yo mismo tengo pensamientos recurrentes al respecto y nunca termino de estar satisfecho con alguna de mis propias incosistencias vitales: voy a todas partes en bicicleta porque es el medio que me resulta más cómodo. Lo digo siempre que tengo ocasión en un tono de orgullo reivindicativo que refleja lo que para mí es una forma de entender la sostenibilidad urbana. Y en paralelo dedico gran parte de mi tiempo a fomentar la compra de vehículos que, no nos engañemos, en el fondo me parecen un estorbo para mis paseos en bicicleta. Hasta qué punto eso debería quitarme el sueño o me convierte en mala persona es una cuestión difícil de dilucidar.

Aunque sea un asunto de valores, no tiene que ver en realidad con ética publicitaria o con códigos de autorregulación. Ya está claro y ya lo respetamos todos: no robarás, no matarás, no harás creer a los niños que tienen superpoderes, no retocarás pestañas sin decirlo, no pondrás la letra pequeña demasiado pequeña, no te olvidarás del asterisco y no te compararás con otros –bueno, salvo que seas un zumo orgulloso de sí mismo-.

Tampoco es una cuestión de “industria” o de si la publicidad sirve o no sirve para algo. Para eso también están otros dispuestos a dejar claro a todo el mundo que la tele es gratis gracias a los anuncios, que la información es poder y que sólo por eso nos merecemos que no hagáis ni zapping ni googling. El debate es lo suficientemente difuso y me temo que no tengo ninguna solución, y mucho menos objetiva.

Por suerte, y mientras tanto, hay otros que, animados por una preocupación similar, han encontrado una forma útil de afrontar tanta duda sin necesidad de abandonar la profesión.

¿Cómo? Lee en Yorokobu el artículo completo de Juan Manuel Ramírez.

Inspiración del día

Deja un comentario

Hay cientos de técnicas de estimulación de la creatividad y de inspiración, por no decir que hay tantas formas de inspiración como veces parpadeamos al cabo de nuestras vidas. Nunca sabemos de dónde puede surgir una gran idea, así que a partir de hoy vais a encontrar en este blog topics de inspiración: Una palabra, un concepto, una idea base sobre la que desarrollar vuestros proyectos, diseños, estrategias o lo que quiera que estéis haciendo en este momento y se haya quedado atascado. Crea tu propia fórmula: Tu briefing, tu idea, tu problema, tu necesidad (o de tu cliente), súmale el topic inspirador y voilà: El resultado puede ser insospechado. ¿Tal vez alguna gran idea?

Destello.

Older Entries